La respuesta es la Pureza de Intención

Los científicos independientes como Gregg Bradon y Bruce Lipton entre otros, aseguran que estamos metidos de lleno en la sexta extinción en masa de la historia de este planeta, y esta vez la causa somos nosotros y nuestro comportamiento. Se nos ha hecho creer que el ser humano es el dueño del planeta, que podemos hacer y deshacer a nuestro antojo porque somos los más evolucionados porque tenemos el dedo gordo de la mano. Se nos ha entrenado en la competencia porque se nos ha enseñado que el hombre es malo por naturaleza, y por lo tanto es comprensible y admisible que nos matemos y extorsionemos unos a otros. La ciencia oficial dice que estamos aquí por casualidad, por una serie de errores o coincidencias, y que somos sólo materia, que lo único que es real y por lo tanto existe es nuestro mecanismo físico y el de nuestro entorno. Y sobre todo se nos ha grabado a fuego que el valor supremo y todo lo que te va a hacer feliz en este mundo es el dinero y que nuestro sistema económico es imprescindible para nuestra interacción y sobre vivencia.

Qué representantes nos están guiando?

Qué voces estamos eligiendo creer, admirar y obedecer?

En quién estamos depositando nuestra confianza para que actúe y decida en nuestro nombre?

A quienes le estamos entregando nuestro poder?

Cómo puede ser posible que se siga extrayendo petróleo del suelo cuando sabemos que está creando el mayor problema de contaminación y polución en el planeta, matando los mares e intoxicando el aire, sobre todo teniendo la tecnología para crear energía gratis y renovable. Cómo puede ser posible que se trate nuestra agua potable con tóxicos reconocidos como el flúor, y se manipulen nuestros alimentos de forma que acaban intoxicando y dañando nuestro organismo al ser molecularmente incompatibles con el sistema biológico. Cómo puede ser posible que la “sanidad” sea la tercera causa de muerte del mundo civilizado y a pesar de ello se estén persiguiendo, prohibiendo y sancionando sistemas de curación más eficaces, baratas y seguras. Cómo puede ser que a pesar de que sabemos que nos estamos no sólo aniquilando a nosotros mismos sino al planeta entero, no se cambie el modo de operar que tenemos sino que se hagan malabares para seguir de la misma manera. Cómo es posible que la mitad del planeta esté tirando comida y la otra mitad esté muriendo de hambre. Cómo es posible que las iniciativas de ayuda, recuperación y apoyo sean de la población y no del sistema que se encarga de organizar los gobiernos, y sí sin embargo sean responsabilidad de éstos las guerras y las injusticias más abusivas y atroces. ¡Cómo es posible que aceptemos que una “ciencia” llamada economía, inventada por el ser humano nos rija! Me parece totalmente surrealista, porque lo es, el que cuando la bolsa cae sea peor que un desastre natural y cree muchas más muertes, desesperanza, escasez y miseria, es algo totalmente incomprensible, acaso ¿no lo hemos creado nosotros? pues claramente la controlamos nosotros, podemos hacer que suba, que baje, que se quede quieta, que desaparezca, no sólo es posible sino que se usa de forma totalmente arbitraria y consciente. En cambio, eso sí que no está en extinción, eso, que gobierna nuestro mundo y solo el nuestro, porque a la naturaleza el dinero se la trae al pairo, sigue fuerte y cada vez con más poder y más voz. Cómo puede ser que dejemos en manos de mentes enfermas, psicóticas y narcisistas el destino y el porvenir de nuestras vidas y las de nuestras comunidades. Todo el mundo quiere lo mismo, todo el mundo quiere vivir en paz y feliz, cómo es posible que con lo avanzadísimos que somos y a pesar de nuestro dedo gordo no lo consigamos? Cómo es posible que este mundo que lo tiene todo para crear un paraíso sea un infierno para la gran mayoría.

Es posible porque lo permitimos, porque le damos la razón al «establishment» al pensar que otro sistema sería imposible. Es posible porque estamos tan adoctrinados y aterrorizados que no nos atrevemos a pensar diferente, a dejar de seguir creyendo y obedeciendo órdenes y reglas incoherentes e injustas, que se basan en premisas falsas para poder  mantener a la población subyugada e ignorante de su poder y la libertad que posee por derecho al nacer en un planeta abundante y generoso por naturaleza. Las mentes que ahora están dirigiendo el destino del mundo, y que crean todas esas leyes necesarias para gobernar “al ser malvado e inconsciente que es el ser humano”, están verdaderamente enfermas, se niegan a rectificar el curso a pesar de saber que va a acabar en tragedia mundial irrecuperable como los aviones en dirección a las torres gemelas.

Pero quién va a ser el valiente que ponga al poder financiero en su sitio de servicio al mundo, en vez del mundo a su servicio. Quién va a enfrentarse al gigante alimentario que se ha apropiado de las semillas de la tierra y de las plantas sanadoras y de forma grotesca lo usa con fines perversos. Quién podría plantarle cara a las sombras que crean las guerras, la miseria, la hambruna y las plagas. Pues nadie. Nadie, porque esta revolución no va a estar representada por una cara ni por un líder. Esta es una revolución de conciencia colectiva, es la comunidad la que lo va a exigir. A una persona se la puede corromper, extorsionar, amenazar y matar pero no a una evolución de consciencia. La evolución está llamando a la puerta, esta es rápida, tampoco es como se nos ha dicho algo que tarda generaciones y generaciones en transmitirse, la evolución y la adaptación se producen instantáneamente, al igual que los anticuerpos que la madre proporciona al bebé a través de la leche, se adaptan constantemente al entorno, son mecanismos de supervivencia. Esta sexta extinción en masa tiene nombre y tiene dueño y depende de nosotros el que recojamos el guante y evolucionemos desafiando lo establecido, o miremos hacia otro lado y aceptemos la extinción.

Estamos aquí para evolucionar, esto es incuestionable, pero la evolución del ser humano no es crear un cerebro mayor, ni crecer alas, nuestro mecanismo es tan perfecto que aún no lo hemos logrado entender, la evolución será provocada por nuestra intención. Esta es una evolución de consciencia y no va a pasar por sí sola. La evolución no  es una serie de coincidencias arbitrarias como se nos ha hecho entender, la evolución viene a consecuencia de una intención.  Se nos ha dado ese pulgar y la libertad de elección del libre albedrío para atender el jardín, y en vez de mimarlo y protegerlo lo estamos esclavizando y aniquilando. La evolución no se consigue a través del esfuerzo, el trabajo duro, el sudor y la sangre, la evolución se consigue con la pureza de intención detrás de la acción, de la palabra y del pensamiento. La pureza de intención, la contribución, la cooperación, cómo puedo ayudar al otro, como dice Tom Campbell bajar la entropía, reducir el caos. Pero debe ser desde el Ser, debe ser real, eso es la pureza de intención, no porque es lo que debo hacer o lo políticamente correcto, sino porque lo siento así, mi Ser lo siente así. Esto es integridad.

 La revolución de la evolución de la consciencia, aunque parte de una decisión individual, es un movimiento que debe ser colectivo, no hay otra forma. Para que el cambio se produzca debemos llegar a la masa crítica del efecto del centésimo mono, una vez sobre pasado ese límite se expandirá exponencialmente y la inmensa mayoría recibirá la subida de consciencia, pero ahora, “los primeros monos”, debemos tomar una decisión consciente e individual, y no puede ser simulada, ya que la consciencia no puede ser engañada. Puedes engañar a otros simulando una sonrisa, un gesto agradable, las palabras y los actos correctos. Te puedes engañar a ti mismo escuchando todas las explicaciones lógicas y adoctrinadas que te repite tu cabeza basadas en tu programación, pero no puedes engañar a la vibración que emanas, no puedes engañar a la consciencia que las lee y te las devuelve en forma de experiencias.

Sólo se llega al Ser, deshaciéndote de las capas de programación, patrones de comportamiento y creencias que te separan de ser Tú, y poder vivir desde la pureza del Ser ¿Hace cuanto que no cuestionas tus creencias, hace cuanto que no haces limpieza de Emociones Atrapadas, hace cuanto que no revisas pensamientos anticuados ya obsoletos? Si es tu deseo o tu llamada impulsar esta evolución, ser uno de esos primeros monos en adoptar el nuevo paradigma, es importante hacerlo periódicamente porque la consciencia siempre se está expandiendo, nunca llega a un fin, y debemos seguirle el ritmo manteniendo nuestra propia evolución al día.

Estela Davila

Código del Alma

www.estela-davila.com

Un pensamiento sobre “La respuesta es la Pureza de Intención”

  1. Unas palabras muy sabias, mi querida Estela.
    A diario no hay un momento en el que no sienta impotencia por las circunstancias en las que vivimos. Creo que muchos queremos cambiar hábitos, pero simplemente el sistema no lo permite y el planeta lo está pidiendo a gritos. Que van a tener que ver nuestros hijos o nuestros nietos, si es que llegan…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *