¡La Preocupación!

Si al franquear una montaña en dirección a una estrella, el viajero se deja absorber demasiado por los problemas de la escalada, se arriesga a olvidar cuál es la estrella que lo guía.
-Antoine de Saint -Exupery
 

REFLEXIÓN

La preocupación es algo que nos enseñan desde que tenemos uso de razón. Si te preocupas por tus hijos eres buen padre, si te preocupas por el planeta y sus problemas eres solidario, si te preocupas por las notas eres buen estudiante, si te preocupas por tus obligaciones eres responsable, y podríamos seguir y seguir hasta agotarnos. Nos han enseñado a preocuparnos cuando hay un problema, y la preocupación nunca ha solucionado un problema o un dilema, al contrario, dificulta el que una solución aparezca. Tampoco el preocuparte por otro hace que le quieras más o mejor, todo lo contrario ya que transmites inseguridad y miedo. El estado de preocupación provoca inquietud, ansiedad, bloqueos, falta de claridad, pesimismo, en casos extremos ataques de pánico,  etc. y te predispone a vibrar en estos estados.

La Ley de la Atracción se encargará de esto: da igual que desees algo o que no lo desees, aquello en lo que te concentras es lo que atraes. Si te concentras en pensamientos que te hacen sentir toda esta variedad de emociones «no agradables», es la vibración que el Universo a través de la Ley de la Atracción te traerá para igualar la tuya.

La preocupación es una forma de crear problemas para el futuro. La mente se cree lo que piensas y creará formas para mantener esa preocupación activa. La mente consciente no está diseñada para solucionar problemas, su tarea tiene que ver con datos, fechas, ubicaciones físicas, logística, etc., si no dispone de estas cosas tangibles y contables entra en estado de miedo, por ejemplo al mudarse a un sitio nuevo, dejar un puesto seguro por seguir un deseo, el dejar una relación insatisfactoria,… como no tiene el resultado de lo que va a pasar de antemano para poder organizar entra en pánico, y empieza a mandar señales de alarma. Esto no quiere decir que nuestra mente consciente esté mal hecha, pero sí que le hemos dado tareas que no son suyas. 

La intuición, el sexto sentido, la corazonada, el saber interno, esta parte tan importante de nosotros es la que se encarga de ver las soluciones, de decidir el camino, la persona, el trabajo, la idea. Pero nos han enseñado a ignorar esta parte de nosotros, al no poder medirla con la mente consciente han decidido que no está, que no es real!!, ya está… Sin embargo esta parte de nosotros es primordial, es el lenguaje del corazón; sabías que el corazón tiene más células neurológicas que el cerebro, y que hay más información que va del corazón al cerebro que vice versa.

https://www.youtube.com/watch?v=T-8uesurfK0

Le hemos robado la voz al corazón y se la hemos dado al cerebro, y tanta responsabilidad le abruma, entonces responde con la preocupación… cree que si se preocupa lo bastante impedirá que la persona actúe, cambie, viva, pero esto no es lo que nuestra naturaleza quiere. Estamos aquí para crear y disfrutar mientras lo hacemos, todo dogma que diga lo contrario busca dominar a través del miedo, te limita. Tú eliges qué creer, al fin y al cabo eres tú quien crea tu realidad.

La practica para convertirnos en creadores deliberados; Aunque usemos técnicas de liberación energética, como el código de la emoción o del cuerpo, etc.,  para dejar ir de creencias, hábitos y bagaje emocional enraizados en el subconsciente, también es conveniente re-entrenar a la mente, enseñarle nuevas formas de comportamiento, y reforzar estos cambios.

Aquí hay unos ejercicios que se pueden hacer para entrenar a la mente a dejar de preocuparse y usar el enfoque de forma más constructiva y eficaz.

EJERCICIO

1- Haz una lista en un papel con todas las cosas que te preocupan. Selecciona las que son realmente importantes, para ayudarte a hacer esto puedes evaluar cada preocupación en una escala del 0 al 10. Una vez que tengas seleccionadas las más importantes, escribe al lado de cada una 3 cosas que puedes hacer para solucionarlas. Si puedes hacer alguna en ese momento hazlo, si no puedes espera el momento en que puedas para hacerlo. Eso es todo lo que puedes hacer para solucionar el problema. Ahora, deja de preocuparte! Pon tu atención en algo que te interese, te guste, o que puedas hacer.

2-Vamos a usar esa misma lista de preocupaciones, con ella en la mano sigue estos pasos con cada una de ellas.

  • ¿Qué quiero?
  • ¿Qué creencia mía contradice esto que quiero?
  • ¿Qué pensamientos lo contradicen?
  • Ahora ya tienes la preocupación, y has definido qué quieres en su lugar, así que cada vez que te encuentres preocupándote por ese asunto, cambia el pensamiento y enfócalo hacia lo que deseas. Escríbelo en forma de afirmación, (recuerda que la afirmación se escribe en presente , ya cumplido; ya eres, ya estas, ya tienes…) y repítetela una y otra vez, incluso si  al principio no suena real, cuánto más lo repitas más real sonará, y mientras tanto estás distrayendo a la mente, a la vez que programas el resultado deseado.

3- Si te despiertas en medio de la noche, puede ser porque durante     el día has practicado la preocupación, y el cerebro sigue buscando   la forma de solucionar el problema. Sin levantarte de la cama,               repite una palabra que para ti signifique un gran valor, como paz, amor, armonía, etc. Repitete la palabra de tu elección mientras que respiras profunda y lentamente.

4-El pensamiento abstracto interrumpe los pensamientos y las emociones negativas.

  • Lee un libro al revés
  • Cuanta hacia atrás de 100 a 0 en bloques de 7; 100, 93, 86..
  • Haz un Sudoku
  • Mira un reloj de agujas e intenta visualizar las 6:15 en él
  • Escribe tu nombre al revés.

TIP

Es bueno tener unos cuantos ejercicios diferentes a mano y cambiar de técnicas de liberación porque cuando el cerebro se da cuenta de que esta cosa nueva que estás haciendo le impide preocuparse, dejará de ser efectivo.

 

Los 10 Dogmas Ilusorios de la Ciencia

El dogma científico actual es que la  materia es lo único que existe, y por lo tanto todos nuestros sistemas ortodoxos, la política, la economía, la medicina, la educación se basan también en la materia como valor máximo.

Ahora la ciencia independiente  cuestiona la valía de los dogmas sobre los que se sustenta la ciencia moderna. Lo curioso del tema es que son los científicos los que se aferran a creencias como la teoría de Darwin, o que el ADN es lo que determina muestra suerte, o la Newtoniana que sostiene que todo lo que existe es la materia, cuando hay más evidencias en contra de estas creencias que a favor. Estos son dogmas, y la definición de un dogma es una creencia o sistema de creencias en una religión o sistema político la cual se sostiene como verdad y no a lugar a replicas o que se cuestione su veracidad. Cómo  puede, en la ciencia, haber puertas cerradas sin opción a que sean investigadas? es lo opuesto a lo que la ciencia es.

Es interesante y revelador aquí recordar que la ciencia materialista salía de la opresión del totalitarismo de la religión que sólo daba valor al espíritu. Y parece que como por revancha se descartó de la ciencia rigurosa y seria todo valor o credibilidad al alma, a la consciencia, a los ángeles y a Dios.

Pero los dos sistemas de creencia son las puntas de un mismo palo,  a un extremo sólo el espíritu cuenta, existe, al otro solo la materia existe, tiene valor. La verdad, que se suele encontrar en la armonía, está en  tomar en cuenta todas las partes, el palo entero. Porque todas las partes existen.

Ahora los físicos, filósofos, biólogos herejes están cuestionando estos principios, que verdaderamente son opiniones de otros que se han dado por buenas, y se han convertido en dogmas, y ahora tergiversamos las evidencias, o evitamos hablar o cuestionar estos dogmas, al igual que la Iglesia y la religión hizo en su día.

Rupert Sheldrake cita lo que Terence McKenna dice sobre el Sistema de creencias de la ciencia moderna; «Danos un solo milagro gratis y explicaremos todo el resto». El milagro al que se refiere es el Big Bang. Lo califica como milagro porque la ciencia sostiene dos dogmas que contradicen esto: «fuera de nosotros no hay consciencia» y «el total absoluto de la materia y la energía siempre es el mismo». El Big Bang tiene que ser un milagro porque con él toda la materia y la energía y las leyes que la gobiernan aparecieron de la nada simultáneamente en un instante.

A continuación voy a añadir los 10 dogmas ilusorios de la ciencia que Rupert Sheldrake expone, con breves definiciones de cada una también sacadas de su discurso. Creo que es muy revelador el leerlas, y en vez de como afirmaciones verlas, quizá por primera vez , como preguntas.

LOS 10 DOGMAS DEL ENGAÑO DE LA CIENCIA

La mayoría de los materialistas no se dan cuenta que tienen sistemas de creencias. Creen que otras personas tienen sistemas de creencias pero que ellos conocen la verdad.

  • La Naturaleza es Mecánica-

Como máquinas. El Universo, los animales, las plantas, nosotros. Estamos genéticamente programados como ordenadores.

  • La Materia es Inconsciente-

Todo el Universo está hecho de materia y ésta es inconsciente. Con la sola excepción de que de repente se detonó en la mente humana, pero el resto de Universo es inconsciente.

  • Las Leyes de la Naturaleza son Constantes y Fijas-

Desde el momento en el que ocurrió el Big Bang y se han quedado así para siempre.

  • La Cantidad Total de Materia y Energía es Siempre la Misma –

Menos en el momento del Big Bang, cuando toda la materia y la energía aparecieron de la nada.

  • La Naturaleza no tiene Propósito-

Es pura mutación accidental, la evolución no tiene un propósito o una intención. No vamos a ningún lado.

  • La Herencia Biológica es Material-

Todo lo que heredas biológicamente; genes, ADN, las modificaciones epigenéticas, citoplasmas, químicos, etc., es exclusivamente material

  • Los Recuerdos están Guardados de Forma Material Dentro del Cerebro-

Todo lo que podemos recordar está dentro de nuestra cabeza. Nadie sabe cómo funciona. Se asume que se debe a terminaciones nerviosas o algún otro mecanismo dentro del cerebro.

  • Tu Mente Está Dentro de tu Cerebro-
  • Los Fenómenos Psíquicos como la Telepatía son Ilusiones-

Puede que aparenten pasar. pero no pueden pasar porque son imposibles – tu mente está confinada dentro de tu cabeza, por lo tanto no pueden pasar- Si hay alguna evidencia de que eso ha pasado es errónea, una casualidad o un engaño.

  • La Medicina Mecánica es la Única que Verdaderamente Funiciona-

La medicina alternativa u otros tipos de medicina puede que  aparenten funcionar, pero eso es sólo porque se iban a curar en cualquier caso, o son producto del efecto placebo (como si esto no fuese un método de curación). La única que funciona es la medicina que trabaja sobre el mecanismo del cuerpo físico y químico, esto es la cirugía y los medicamentos.

Estos dogmas constituyen el punto de vista mundial por defecto y bajo estos dogmas, que no se mantienen bajo un escrutinio científico, se asientan las bases mundiales de nuestra civilización. Va siendo hora de revisar nuestro sistema de creencias en cuanto a la ciencia, pero también el sistema jurídico por ejemplo que está basado en el derecho Romano y este tiene unos cuantos de miles de años, se hizo en una cultura donde la esclavitud era aceptada y practicada comúnmente. A la velocidad que está cambiando el mundo, con solo echar una mirada a cuando eramos niños o a cuando nuestros padres o abuelos lo eran, el mundo está irreconocible, sin embargo las bases que más influencian nuestra civilización y cultura están más que anticuadas, no pueden contener dentro de sus limites dogmáticos tanta noción y crecimiento como está ocurriendo. Las estructuras que sostienen nuestro sistema de creencias están derrumbándose y hay una gran resistencia a ello porque como nuestro sistema de valor es material, si el sistema se derrumba se derrumba con el la estructura económica que es la que más valor tiene en la sociedad, y esto produce un temor tremendo a aquellos que ahora están en poder material de todo el sistema.

La Sanación No Es Un Camino Lineal

Sanar no quiere decir que el daño nunca existió.
Quiere decir que el daño ya no controla tu vida.

-Anonimo-

Nuestra programación está compuesta por capas, es decir el camino hacia la “sanación” no es un camino lineal y recto; tengo esta condición o síntoma y lo quito de en medio, se terminó el problema. Esto según mi experiencia es muy pocas veces así, y cuando lo es quiere decir que no estamos tocando programación, sino algo muy puntual. Pero lo que nos trae por el camino de la amargura, lo que nos encontramos una y otra vez en nuestra vida, eso que intentamos ignorar pero cada vez se va haciendo más grande siempre tiene que ver con la programación.

¿Qué quiero decir con programación? Pues los patrones de pensamiento y creencias sobre nosotros mismos y sobre el mundo que nos rodea, que adquirimos en la infancia y que da forma a la manera en la que percibimos nuestras experiencias. Todo el mundo puede entender esto, dos personas puestas en la misma situación y bajo las mismas condiciones van a tener experiencias distintas, no porque el entorno cambie sino porque la visión que tiene cada uno de sí mismos y del entorno cambia. Cada uno lo va a ver a través de sus lentes y esas lentes están graduadas según los patrones de supervivencia que cada uno ha adquirido, mayormente en la infancia. Esto los convierte en mecanismos inconscientes y automáticos que suceden sin que el individuo sea consciente de ellos.

Lo queramos creer o no somos animales, y nuestra biología no está separada del resto de mecanismos que nos rigen como el instinto, las emociones, los pensamientos, la química. No somos un mecanismo lineal que tenga un principio y un fin, no hay en dónde acaba la emoción y empieza el instinto, o dónde empieza el pensamiento y termina la química del cuerpo. No existe un órgano dañado si no ha habido antes un shock emocional potente, que ponga la supervivencia en jaque. Y cuando digo supervivencia seguramente la mayoría de la gente piense en una escena de guerra, o un ataque violento de algún tipo, un accidente, pero para el conjunto del organismo una situación de supervivencia puede ser que el trabajo esté en peligro y por lo tanto la forma de alimentar a la familia,  o que la pareja se vaya lo que pone en peligro la estabilidad del nido, o que  te diagnostiquen una enfermedad que ponga en peligro tu vida, o que uno de los padres se enfade y te retire la palabra lo que es una exclusión del clan, todas estas situaciones son para el organismo que recibe la información a través de la emoción, situaciones en dónde la supervivencia está en juego y por lo tanto los mecanismos de defensa programados con anterioridad saltan para combatir la situación.

Unos pueden experimentar ataques de ira, otros salir corriendo, otros ansiedad y paralización, otros depresión, y tanto la respuesta como la percepción sobre la situación estará determinada por la programación adquirida en la infancia. Es decir si en tu familia en los momentos de estrés lo mejor era estar calladito para sobrevivir ese es el programa que saldrá automáticamente, si lo mejor era desaparecer eso harás, si lo mejor era asentir y doblegarse así hará el mecanismo cuando se vea en peligro, y si lo mejor era atacar para defenderse esa será la respuesta automática, y también de forma automática la biología lo reflejará en el órgano correspondiente a cada función. Muchas veces veo que la gente cree que este tipo de cosas son parte de su personalidad, de cómo ellos son, y en absoluto es así, muchas cosas que tomamos como que eso es parte de mí forma de ser, “Yo soy así”, no son en absoluto ellos sino que son programaciones que otros les han programado, no las han elegido, ni las desean, ni tienen nada que ver con ellos y sin embargo las aceptan como partes inmutables de su ser.

Las capas que componen la programación son precisamente estas vivencias que experimentamos a consecuencia de nuestras percepciones personales, éstas van reforzando las creencias basadas en lo que nos han dicho sobre nosotros y el mundo, y viceversa las experiencias nos muestran esas creencias de vuelta.  Por eso la “sanación” es la liberación de las capas de patrones, hábitos, emociones atrapadas, impresiones energéticas y demás capas que estas vivencias han ido apilando, para llegar al núcleo que sería la creencia.

No es posible ni deseable de golpe y porrazo cambiar todo su sistema de creencias a una persona, la desorientación crearía mucho más conflicto del que la persona ya tiene. El camino a la sanación es ir poco a poco deshilando esa maraña de creencias, patrones, mecanismos de defensa y percepciones que están afectando negativamente a la persona. Este suele ser el trabajo de toda una vida, hay épocas en las que el trabajo interior es muy intenso, y hay otras épocas que pueden traducirse en años, que son más tranquilas. Pero en algún momento una nueva capa de eso que ya te has trabajado hasta la saciedad volverá a salir, y ese patrón que te llevas trabajando años vuelve a fastidiar, y esto nos desespera, parece que todo eso que hemos hecho no ha servido para nada, “aquí está de nuevo esta emoción, esta situación, este reto con otro nombre, en otro sitio, con otro color pero el mismo patrón de siempre”. Pero si te fijas no es igual, ahora tienes una percepción diferente sobre el tema, ahora eres más consciente y seguramente lo que se libere sea lo mismo pero con un matiz diferente.

Y entonces para qué sirve trabajarse diría uno, si nada cambia, si me voy a encontrar con lo mismo una y otra vez. Según yo lo veo por dos cosas, la primera es que la intención al venir aquí no es deshacerte del tema que se te repite sino jugar con ello en esta vida. Y segundo al ir deshaciendo capas de programación la perspectiva sobre el asunto irá cambiando, se hará más llevadero, habrá otras opciones a tu alcance, habrás avanzado en la forma de manejarlo y de encajarlo, cosa que si en vez de ir quitando capas lo que haces es sólo seguir añadiendo llegará un momento en que el tema se haga insuperable y te amargue la existencia. Por ello es esencial no desanimarse, entender que es un proyecto de vida, que seguramente haya muchos momentos de frustración, de tristeza, de cabreo, de impotencia, pero cada vez te darás cuenta antes de que todo ello forma parte de tus patrones, cada vez serás consciente antes de lo que está pasando, cada vez la comprensión será más clara, y también lo será la solución.

La respuesta es la Pureza de Intención

Los científicos independientes como Gregg Bradon y Bruce Lipton entre otros, aseguran que estamos metidos de lleno en la sexta extinción en masa de la historia de este planeta, y esta vez la causa somos nosotros y nuestro comportamiento. Se nos ha hecho creer que el ser humano es el dueño del planeta, que podemos hacer y deshacer a nuestro antojo porque somos los más evolucionados porque tenemos el dedo gordo de la mano. Se nos ha entrenado en la competencia porque se nos ha enseñado que el hombre es malo por naturaleza, y por lo tanto es comprensible y admisible que nos matemos y extorsionemos unos a otros. La ciencia oficial dice que estamos aquí por casualidad, por una serie de errores o coincidencias, y que somos sólo materia, que lo único que es real y por lo tanto existe es nuestro mecanismo físico y el de nuestro entorno. Y sobre todo se nos ha grabado a fuego que el valor supremo y todo lo que te va a hacer feliz en este mundo es el dinero y que nuestro sistema económico es imprescindible para nuestra interacción y sobre vivencia.

Qué representantes nos están guiando?

Qué voces estamos eligiendo creer, admirar y obedecer?

En quién estamos depositando nuestra confianza para que actúe y decida en nuestro nombre?

A quienes le estamos entregando nuestro poder?

Cómo puede ser posible que se siga extrayendo petróleo del suelo cuando sabemos que está creando el mayor problema de contaminación y polución en el planeta, matando los mares e intoxicando el aire, sobre todo teniendo la tecnología para crear energía gratis y renovable. Cómo puede ser posible que se trate nuestra agua potable con tóxicos reconocidos como el flúor, y se manipulen nuestros alimentos de forma que acaban intoxicando y dañando nuestro organismo al ser molecularmente incompatibles con el sistema biológico. Cómo puede ser posible que la “sanidad” sea la tercera causa de muerte del mundo civilizado y a pesar de ello se estén persiguiendo, prohibiendo y sancionando sistemas de curación más eficaces, baratas y seguras. Cómo puede ser que a pesar de que sabemos que nos estamos no sólo aniquilando a nosotros mismos sino al planeta entero, no se cambie el modo de operar que tenemos sino que se hagan malabares para seguir de la misma manera. Cómo es posible que la mitad del planeta esté tirando comida y la otra mitad esté muriendo de hambre. Cómo es posible que las iniciativas de ayuda, recuperación y apoyo sean de la población y no del sistema que se encarga de organizar los gobiernos, y sí sin embargo sean responsabilidad de éstos las guerras y las injusticias más abusivas y atroces. ¡Cómo es posible que aceptemos que una “ciencia” llamada economía, inventada por el ser humano nos rija! Me parece totalmente surrealista, porque lo es, el que cuando la bolsa cae sea peor que un desastre natural y cree muchas más muertes, desesperanza, escasez y miseria, es algo totalmente incomprensible, acaso ¿no lo hemos creado nosotros? pues claramente la controlamos nosotros, podemos hacer que suba, que baje, que se quede quieta, que desaparezca, no sólo es posible sino que se usa de forma totalmente arbitraria y consciente. En cambio, eso sí que no está en extinción, eso, que gobierna nuestro mundo y solo el nuestro, porque a la naturaleza el dinero se la trae al pairo, sigue fuerte y cada vez con más poder y más voz. Cómo puede ser que dejemos en manos de mentes enfermas, psicóticas y narcisistas el destino y el porvenir de nuestras vidas y las de nuestras comunidades. Todo el mundo quiere lo mismo, todo el mundo quiere vivir en paz y feliz, cómo es posible que con lo avanzadísimos que somos y a pesar de nuestro dedo gordo no lo consigamos? Cómo es posible que este mundo que lo tiene todo para crear un paraíso sea un infierno para la gran mayoría.

Es posible porque lo permitimos, porque le damos la razón al «establishment» al pensar que otro sistema sería imposible. Es posible porque estamos tan adoctrinados y aterrorizados que no nos atrevemos a pensar diferente, a dejar de seguir creyendo y obedeciendo órdenes y reglas incoherentes e injustas, que se basan en premisas falsas para poder  mantener a la población subyugada e ignorante de su poder y la libertad que posee por derecho al nacer en un planeta abundante y generoso por naturaleza. Las mentes que ahora están dirigiendo el destino del mundo, y que crean todas esas leyes necesarias para gobernar “al ser malvado e inconsciente que es el ser humano”, están verdaderamente enfermas, se niegan a rectificar el curso a pesar de saber que va a acabar en tragedia mundial irrecuperable como los aviones en dirección a las torres gemelas.

Pero quién va a ser el valiente que ponga al poder financiero en su sitio de servicio al mundo, en vez del mundo a su servicio. Quién va a enfrentarse al gigante alimentario que se ha apropiado de las semillas de la tierra y de las plantas sanadoras y de forma grotesca lo usa con fines perversos. Quién podría plantarle cara a las sombras que crean las guerras, la miseria, la hambruna y las plagas. Pues nadie. Nadie, porque esta revolución no va a estar representada por una cara ni por un líder. Esta es una revolución de conciencia colectiva, es la comunidad la que lo va a exigir. A una persona se la puede corromper, extorsionar, amenazar y matar pero no a una evolución de consciencia. La evolución está llamando a la puerta, esta es rápida, tampoco es como se nos ha dicho algo que tarda generaciones y generaciones en transmitirse, la evolución y la adaptación se producen instantáneamente, al igual que los anticuerpos que la madre proporciona al bebé a través de la leche, se adaptan constantemente al entorno, son mecanismos de supervivencia. Esta sexta extinción en masa tiene nombre y tiene dueño y depende de nosotros el que recojamos el guante y evolucionemos desafiando lo establecido, o miremos hacia otro lado y aceptemos la extinción.

Estamos aquí para evolucionar, esto es incuestionable, pero la evolución del ser humano no es crear un cerebro mayor, ni crecer alas, nuestro mecanismo es tan perfecto que aún no lo hemos logrado entender, la evolución será provocada por nuestra intención. Esta es una evolución de consciencia y no va a pasar por sí sola. La evolución no  es una serie de coincidencias arbitrarias como se nos ha hecho entender, la evolución viene a consecuencia de una intención.  Se nos ha dado ese pulgar y la libertad de elección del libre albedrío para atender el jardín, y en vez de mimarlo y protegerlo lo estamos esclavizando y aniquilando. La evolución no se consigue a través del esfuerzo, el trabajo duro, el sudor y la sangre, la evolución se consigue con la pureza de intención detrás de la acción, de la palabra y del pensamiento. La pureza de intención, la contribución, la cooperación, cómo puedo ayudar al otro, como dice Tom Campbell bajar la entropía, reducir el caos. Pero debe ser desde el Ser, debe ser real, eso es la pureza de intención, no porque es lo que debo hacer o lo políticamente correcto, sino porque lo siento así, mi Ser lo siente así. Esto es integridad.

 La revolución de la evolución de la consciencia, aunque parte de una decisión individual, es un movimiento que debe ser colectivo, no hay otra forma. Para que el cambio se produzca debemos llegar a la masa crítica del efecto del centésimo mono, una vez sobre pasado ese límite se expandirá exponencialmente y la inmensa mayoría recibirá la subida de consciencia, pero ahora, “los primeros monos”, debemos tomar una decisión consciente e individual, y no puede ser simulada, ya que la consciencia no puede ser engañada. Puedes engañar a otros simulando una sonrisa, un gesto agradable, las palabras y los actos correctos. Te puedes engañar a ti mismo escuchando todas las explicaciones lógicas y adoctrinadas que te repite tu cabeza basadas en tu programación, pero no puedes engañar a la vibración que emanas, no puedes engañar a la consciencia que las lee y te las devuelve en forma de experiencias.

Sólo se llega al Ser, deshaciéndote de las capas de programación, patrones de comportamiento y creencias que te separan de ser Tú, y poder vivir desde la pureza del Ser ¿Hace cuanto que no cuestionas tus creencias, hace cuanto que no haces limpieza de Emociones Atrapadas, hace cuanto que no revisas pensamientos anticuados ya obsoletos? Si es tu deseo o tu llamada impulsar esta evolución, ser uno de esos primeros monos en adoptar el nuevo paradigma, es importante hacerlo periódicamente porque la consciencia siempre se está expandiendo, nunca llega a un fin, y debemos seguirle el ritmo manteniendo nuestra propia evolución al día.

Estela Davila

Código del Alma

www.estela-davila.com

La Ley de la Atracción


Llevo estudiando y practicando la Ley de la Atracción desde 1997 cuando leí Seth por primera vez y su famosa frase de «tú creas tu realidad», que es lo que dice la Ley de la Atracción. En los últimos 10 años amplié enormemente mi conocimiento sobre esta Ley y las otras dos que la acompañan, la de la creación Deliberada y la de la Ley del Arte de Permitir gracias a las eneseñanzas de Abraham-Hicks, y otros muchos maestros en esta practica, entre ellos Joe Vitale, quizá el más reconocido en este arte, con quien me certifiqué el año pasado.

Las 3 Leyes:

La primera Ley, la Ley de la Atracción dice: todo objeto atrae aquello que se asemeja a sí mismo. Aunque esto pueda parecer una afirmación bastante simple, define la Ley más poderosa del Universo, una Ley que afecta a todas las cosas en todo momento. No hay nada que no esté afectado por esta poderosa Ley.

La segunda, la Ciencia de la Creación Deliberada, dice: Aquello en lo que pienso y en lo que creo o espero es. Resumiendo, consigues aquello en lo que estás pensando, tanto si lo quieres como si no. La Ciencia de la Creación Deliberada es la aplicación deliberada del pensamiento, pues si no entiendes estas Leyes y las aplicas de manera meditada, simplemente creas por defecto.

La tercera, el Arte de Permitir, dice: Yo soy lo que soy y estoy dispuesto a dejar que los demás sean lo que son. Cuando estás dispuesto a permitir que los demás sean como son, aunque ellos no te lo permitan, te conviertes en un Permitidor, pero no es probable que llegues a ese punto si antes no has comprendido cómo te pasa lo que te pasa.

Llevo practicando y aprendiendo sobre la Ley de la Atracción desde 1997 de la mano de Seth – en Febrero del 2018 me certifiqué con Joe Vitale.

Código del Cuerpo

El Código del Cuerpo es la guía más completa de sanación energéticaque existe actualmente. Se compone de 6 secciones que incluyen todo lo que puede afectar a nuestra salud física, emocional y mental:

Energías – Emociones Atrapadas, traumas y otras energías mentales y emocionales como creencias, energías ofensivas o Muro de Corazón.

Sistemas y Circuitos – los órganos, glándulas, músculos, sistemas del cuerpo y las conexiones entre ellas.

Tóxicos – intoxicación por metales pesados, radicales libres, químicos, Radiación EMF, toxinas médicas y medioambientales, y más.

Patógenos – Hongos, virus, moho, bacterias, parásitos que afectan de forma negativa a nuestras células.

Estructural – Los huesos, nervios y tejidos conectivos y su alineación para apoyar sus funciones.

Nutrición y Estilo de vida – La comida que comemos, incluido las especies y nutrientes, el ejercicio y las necesidades personales.

Llevo practicando y usando el Código del Cuerpo en mis sesiones desde el 2013.

Técnica de Transformación Espontánea

La Técnica de Transformación Espontánea es una probada modalidad de sanación que cambia rápidamente la energía retenida en el cuerpo para liberar instantáneamente al individuo de diversas enfermedades y angustias.

Jennifer McLean desarrolló la Técnica de Transformación Espontánea gracias a un dolor de migraña que insistía en volver una y otra vez. Después de años de dolor, múltiples visitas al médico sin encontrar alivio, encontró la Terapia Craneosacral – un enfoque alternativo usado por quiroprácticos, terapeutas profesionales, y masajistas terapéuticos para abordar y tratar dolores crónicos.

Este proceso terapéutico la llevó en un viaje de búsqueda que le inspiró a estudiar la modalidad de sanación llamada Terapia de Polaridad, que tiene sus raíces en filosofías ancestrales orientales. Se centra en equilibrar el flujo natural de la energía en el cuerpo. También estudió Reiki, una fuente de restauración que, de nuevo, busca renovar el flujo sano de la energía a través de una técnica llamada Sanación por Imposición de Manos.

A través de la puesta en práctica de estos estudios personales y experiencias transformadoras, surgió la Técnica de Transformaicón Espontánea. Aplicada a cientos de miles de personas durante más de dos décadas, este simple proceso de 7 pasos, ve el cuerpo como un recipiente, y reconoce los desequilibrios emocionales, físicos y espirituales creados por nuestros pensamientos, memorias, creencias y experiencias contenidas en el.

Desde el abuso, el abandono y la enfermedad física, al enfado, el miedo, el estrés y el dolor, la Técnica de Transformación Espontánea ayuda al individuo a localizar y entender el origen del malestar, sin tener que volver a visitar el evento que causó el dolor o el sufrimiento, y mover a la persona del estado de supervivencia al de prosperidad, liberando el trauma retenido y realineando el flujo interno de energía.


Certificada en Técnica de Transformación Espontánea desde 2016 por Jennifer McLean

Astrodiagnosis de los Chacras

El Astrodiagnosis de los Chacras (también llamado Chacradiagnosis) nos da una radiografía de las bases de la personalidad con la que nacemos. A lo largo de la vida nos solemos encontrar una y otra vez con las mismas pruebas, esto tiene que ver con nuestra percepción de la vida y cómo respondemos a las experiencias, lo que muchas veces es un misterio incluso para nosotros mismos. Este método, desarrollado por Laurence Plé y de quien yo lo aprendí directamente, es una herramienta que nos permite conocernos mejor, y así entender el porqué funcionamos de la forma en la que lo hacemos.

Este método de lectura se basa en los 7 chacras principales que poseemos. En el cuerpo humano se encuentran muchos puntos energéticos por los que fluye la energía vital, los yoguis los llaman chacras y nadis, y al flujo que fluye por ellos prana. La medicina china se refiere a los canales energéticos como meridianos y los asocia con los órganos del cuerpo, y la energía que fluye por ellos la denomina qi o chi. Los siete chacras más importantes se encuentran distribuidos a lo largo de la columna vertebral, el primero se encuentra en el cóccix y el último en la coronilla. Normalmente el del cóccix sería el número 1 y subiría en orden hasta el último que sería el número 7, pero en el Astrodiagnosis de los Chacras cambia el orden de los números por la simbología de la numerología, ciencia sobre la cual se basa esta formula. Cada chacra rige una de las diferentes características del ser humano, esto es más fácil de ver y entender con esta figura:

Esta figura también es la que se usa en el Astrodiagnosis para dibujar la radiografía de la personalidad, y determinar si un chacra está “cargado”, “vacío” o “equilibrado”. El grado de energía de cada chacra se determina con triángulos; un chacra cargado tiene dos triángulos o más, uno vacío no tiene ninguno y uno equilibrado tiene uno. Los chacras cargados indican nuestros dones, la energía que nos es innata y la que marca nuestra personalidad, pero antes de desarrollarlos como dones debemos aprender a pulir y encauzar esta energía. Los chacras vacíos son aquellos cuya energía es débil y nos frenan en nuestra evolución, hasta que éstos no son fortalecidos no podremos transformar los cargados en dones. Los chacras equilibrados funcionan en armonía y son apoyos que nos ayudan en nuestra evolución. El astrodiagnosis de los chacras también tiene en cuenta las bases de la medicina china, y las emociones asociadas a los diferentes órganos, lo cual nos da información no sólo de la personalidad sino también de la características físicas de la persona.

Certificada en Astrodiagnosis de los Chacras desde el 2003 por Laurence Plé

El Código de la Emoción

El código de la Emoción es una técnica desarrollada por el Dr. Bradley Nelson, quiropráctico de profesión y médico holístico, descubrió que había cosas que no sanaban, posiciones negativas del cuerpo que una vez corregidas volvían una y otra vez a la misma posición, hasta que dio con lo que él llamó Emociones Atrapadas, a las cuales llegó usando la kinesología (es una disciplina terapéutica holística que utiliza el test muscular como sistema de biofeedback para obtener la información almacenada en el cuerpo de manera inconsciente) , al liberar estos bloqueos energéticos los dolores desaparecían de forma muy rápida y en la mayoría de los casos de forma permanente.

El Código de la Emoción, que fue el nombre que le dio a esta técnica, te ayuda a aliviar dolor físico, sanar heridas emocionales, recobrar el amor en las relaciones, y romper los bloqueos que te sabotean para que puedas crear la vida que deseas.

El Código de la Emoción saca a la luz las barreras subconscientes que están contribuyendo a tu dolor, tu enfermedad, y tu trauma emocional, para a continuación liberar estas energías nocivas de forma muy fácil y rápida.

Certificada desde Junio 2012. La primera terapeuta certificada en España y entre las 400 primeras del mundo.

¿Puede la Psicología Energética Acabar con el Dolor Crónico?

 susan_new3

Artículo de la psicóloga Susan Heitler, PhD de Denver sobre su experiencia con el Código de la Emoción.

El dolor es físicamente agotador y emocionalmente debilitante. Los síndromes del dolor físico pueden también intervenir con la habilidad de disfrutar de relaciones positivas, pueden crear problemas en el matrimonio, y la causa del caos en la habilidad de enfocarse de forma productiva en el trabajo. Afortunadamente, si estás sufriendo un dolor que no se quiere ir, hay una nueva alternativa a tomar medicación, someterse a una cirugía potencialmente difícil, o a continuar sufriendo.

La psicología energética es para la psicoterapia tradicional lo que los tratamientos médicos alternativos como la acupuntura es a la medicina tradicional. He conocido estas nuevas prácticas a través de Dale Petterson, uno de los terapeutas de mi oficina de consultas.

¿Pueden estos métodos psicológicos ayudar a aliviar el dolor físico a la vez que el emocional? Mi experiencia ha sido que por lo menos algunas veces sí. El efecto puede deberse en parte porque el dolor físico es a veces una manifestación de dolor emocional subyacente.

Yo he experimentado personalmente dos ejemplos. Y además he visto a Dale tratar a muchos de mis clientes cuyos dolorosos problemas físicos desaparecieron en respuesta a sus intervenciones.

Las estrategias de tratamiento que usa la psicología energética acceden y liberan energía emocional negativa. Cuando la gente experimenta una situación negativa, hablar de su dolor con alguien puede liberar o digerir la energía. Así es como funcionan las terapias orales, al igual que el hablar los problemas con los seres queridos puede tener un impacto optimista. Por contraste, cuando las emociones negativas como la tristeza, el enfado o la ansiedad no se liberan totalmente, dejan residuos energéticos negativos.

Curiosamente, los depósitos de almacenamiento de la energía negativa no se encuentran en el cerebro. Más bien, los depósitos específicos de almacenamiento para las memorias asociadas a las emociones negativas pueden encontrarse en cualquier órgano, glándula, músculo y hueso del cuerpo. Esa localización entones se hace vulnerable a un desorden físico y/o dolor. Los recuerdos negativos o residuos emocionales almacenados en el estómago conllevan problemas de estómago, en el pecho invitan al cáncer de pecho, en un hombro invitan al dolor en el hombro, etc.

Aquí hay dos ejemplos que yo he experimentado personalmente.
Durante varios meses me despertaba en medio de la noche con dolor en mi muslo izquierdo. El dolor, aunque no era agonizante, era lo bastante punzante como para despertarme. Le comenté este extraño fenómeno a Dale, el terapeuta energético. Le pregunté si podíamos experimentar para ver si la fuente del dolor era emocional y si era así, si su técnica podría solucionarlo.

Usando la técnica de kinersología muscular que describí en el post anterior “Your Brain Has Extraordinary Powers” , Dale encontró que de hecho sí había un componente emocional al dolor de mi muslo. Usando la técnica de Bradley Nelson el Código de la Emoción, descubrimos a qué edad se quedó la emoción atrapada y la situación específica en la que se produjo. El suceso tenía que ver con un episodio moderadamente desagradable que se produjo cuando tenía unos 14 años, un incidente que casi ni recordaba y que estaba asociado con una emoción moderadamente negativa.

Dale después me pasó un imán Magboy (un imán con bolas en él diseñado específicamente para este propósito) tres veces por mi espalda, por el meridiano gobernador (por mi espina dorsal) con la intención de liberar esta energía negativa.

Yo creí en ese momento que esa ligera memoria y el aparente pase trivial del imán no iban a hacer nada para aliviar el dolor que me había estado despertando cada noche. Sin embargo para mi sorpresa y placer esa noche el dolor no me despertó. De hecho, ha desaparecido totalmente.

Mi segunda experiencia con la terapia energética tenía que ver con un incidente casi letal. Un día en la comida me atraganté con salmón curado que estaba comiendo. Intenté bajar con agua la comida atascada bebiendo un sorbito. De repente me di cuenta de que el agua había sellado algo. No podía respirar.

Afortunadamente, estaba comiendo en el comedor de los médicos (mis oficinas están en el edificio médico del hospital) Le gesticulé al joven médico con quien había estado hablando que no podía respirar. Unas cuantas maniobras de Heimlich más tarde la comida se movió, y ya estaba bien.

Le conté a Dale Petterson sobre los espasmos que tuve al volver a mi despacho, reconociéndole que había estado experimentado este tipo de problemas digestivos cada vez con más frecuencia, recientemente tan frecuentemente como una o más veces a la semana. Hasta este episodio en el que había intentado bajar la comida atascada bebiendo agua, el problema había sido incómodo y un fastidio que se resolvia gradualmente en el curso de media hora más o menos. Ahora los espasmos me parecían más peligrosos.

Dale y yo decidimos usar la kinesología para testar si los espasmos tenían un componente emocional. La respuesta fue sí.

El método volvió a funcionar de forma maravillosa. La energía emocional almacenada en mi esófago resultó ser una “emoción heredada” una que había heredado por parte de la familia de mi padre. Estas emociones atrapadas se tratan con este sistema pasando el imán Magboy diez veces en vez de tres por el meridiano gobernador. Al igual que el procedimiento para eliminar el dolor de mi muslo por la noche, la intervención duró menos de cinco minutos en total.

El tratamiento fue hace seis meses. Desde entonces aún tengo que tener cuidado y masticar a conciencia antes de tragar, especialmente si la comida está seca y/o si mi nivel emocional se ha alterado por una conversación interesante. Sin embargo ya no tengo los espasmos digestivos. Además, si tengo la sensación de que la comida se ha quedado atascada se corrige por si sola en cuestión de minutos.

La idea de liberar emociones heredadas atrapadas pasando un imán por la espalda suena muy excéntrico. Pero sin embargo me siento definitivamente aliviada al no tener ya los espasmos digestivos.

El punto es que el fenómeno psicológico de la energía emocional negativa almacenada parece ser un componente real de muchos síndromes dolorosos. Digo esto porque muchos de mis clientes que ha tratado Dale han encontrado que después del tratamiento, su dolor de años de espalda, de hombros, de cuello, de estómago o de cabeza se han evaporado.

El caso más dramático de alivio de dolor físico que he visto fue en un hombre que había venido a mí por depresión a niveles de suicidio en respuesta a la post cirugía de un dolor de cuello crónico. El dolor ahora no le permitía casi movimiento alguno y era tan severo que le impedía trabajar o disfrutar de la vida. Le sugerí que probase a trabajar con Dale. Después de una sesión, el hombre volvió emocionado a nuestras oficinas al día siguiente. Estábamos todos impresionados de lo que había ocurrido después de liberar emociones atrapadas que contribuían a su dolor de cuello. Además de haber reemplazado su depresión con emociones positivas, también había recuperado toda la movilidad en su cuello, y tenía cero dolor de cuello. Podía volver a una vida feliz y productiva.

No tengo una explicación de cómo funciona el tratamiento de la psicología energética. Simplemente estoy relatando lo que yo personalmente he experimentado, y lo que he presenciado al trabajar en equipo con Dale Petterson cuando tratamos casos complejos de angustia psicológica.

p.d.
Hace dos meses le mencioné a Dale que por fin iba a ver a un médico por mi bastante severa apnea al dormir. Y entonces le pregunté si pensaba que el fenómeno podía tener un origen emocional. “Veamos”, dijo Dale, y usando el método del Código de la Emoción de Bradley Nelson que he descrito en otros posts sobre la psicología energética (ver más abajo). De nuevo todo el procedimiento duró menos de cinco minutos. Encontramos y liberamos varias emociones atrapadas. Lo que es totalmente raro—según mi marido, es que definitivamente los sonidos de mi apnea durante el sueño han disminuido significativamente y son menos intensos. Hmmm…
———————————————
Para más información sobre la psicología energética, por favor ver mis otros posts en mi blog. Aquí.

Susan Heitler, PhD psicóloga en la clínica de Denver y autora del programa de la educación de relaciones interactivas llamado PowerOfTwoMarriage.com.

Traducido por Estela Davila

Link del artícul original: aquí

La Importancia de la Intención y el Enfoque.

INTENCION Y ENFOQUE

Lo que todos queremos es ser felices. Todo lo que hacemos es porque pensamos que nos hará más felices, y sin embargo pocos consiguen serlo. Perseguimos los picos de dopamina, la química de la felicidad, buscamos en ese estímulo externo aquello que nos produzca ese subidón de placer que está detrás de toda satisfacción buscada en una adicción, la calada, la copa, el móvil, el azúcar, el sexo, la nueva conquista, la tele, la comida, el trabajo, el juego, lo que sea que nos dé el pico de dopamina que nos indica un estado de placer, y estamos convencidos de que necesitamos estímulos externos y tangibles para conseguirlo. Claro! se nos ha educado en la física Newtoniana… (un guiño a mi último artículo más abajo)

Pero en realidad ese pico de dopamina lo podemos obtener solos, a oscuras y en silencio con la intención y el enfoque, es en el qué y en el cómo centramos nuestra atención lo que determina nuestro estado de ánimo. No es qué nos pasa sino cómo nos tomamos lo que nos pasa. Siempre nos han dicho que la felicidad está en el interior, y ahora verdaderamente entiendo esta frase, aparte de que el Universo esté en nosotros y nosotros en él, que seguramente sea así desde muchas variantes, lo que sí veo claro y puedo llegar a asimilar enteramente es que tus emociones son un fiel reflejo de tus pensamientos, y es este tándem el que provoca los cambios químicos en el cuerpo.

Cuando estás en preocupación, en ansiedad, en estrés, en miedo todo tu cuerpo se prepara para combatir, cada célula de tu cuerpo percibe una amenaza y se pone alerta, entonces se organiza para defenderse, se para todo mantenimiento y crecimiento en el cuerpo; el sistema inmunológico queda en stand-by, la sangre se va de los órganos y del cerebro a las extremidades y los músculos, estamos en modo reacción y defensa no en respuesta sosegada y cotejada, se produce cortisol y adrenalina, se para la producción de serotonina y dopamina. Cada vez que te preocupas, que centras tu atención en lo que te falta, en lo que has perdido o lo que temes perder esto es lo que ocurre en tu cuerpo.

Sin embargo, si en ese momento eliges cerrar los ojos y centrar tu atención en lo bueno que hay en tu vida, puede que tardes un poco en encontrarlo porque quizá has estado enfocado en lo contrario, pero seguro que hay muchas cosas en tu vida que funcionan, tu salud, tu relación de pareja, tu trabajo, tus hijos, donde vives, y aunque todo esto vaya mal seguro que hay algo en tu vida que va bien, que te produce bienestar, una afición, una planta, un nieto, una mascota, una canción hay algo que si te envuelves en su pensamiento te produce bienestar, sosiego, tranquilidad, satisfacción, alegría, placer. Y entonces nuestro organismo hace todo lo contrario, la espalda y la columna vertebral se relajan totalmente, la respiración se hace profunda y pausada, entran en funcionamiento todos los sistemas de mantenimiento y crecimiento, creamos dopamina y gracias a eso la serotonina, que es la hormona que ayuda a tener equilibrio emocional, prolifera. Está clarísimo que nuestro estado emocional afecta directamente a la materia que compone nuestro cuerpo, de esto no hay duda alguna.

Cuando centras la mente en un recuerdo feliz o imaginas algo que te produce placer, amor, alegría al pensar en ello, cada célula de tu cuerpo lo percibe como si lo estuvieses experimentando –Sí, pero es irreal- dices – es una fantasía, no es la realidad, no lo estás experimentando, lo que cuenta es vivirlo, tenerlo, verlo, tocarlo – Pero para tus células es muy real, ellas reciben la información a través de las sensaciones y estas provienen de los pensamientos y las emociones. Porque las células de tu cuerpo no reaccionan a lo que tus sentidos físicos están experimentando, reaccionan a lo que tú interpretas, a través de tus sentidos físicos, que estás experimentando. Cuando estás en absoluto estrés, y ataques de pánico casi el 99% de las veces tampoco tiene que ver con la realidad, la realidad como dicen es subjetiva, está sujeta a la visión de cada cual, eso que tanto temes nunca acaba pasando, sin embargo todo tu sistema está en modo de alerta por ataque directo, y no hay nadie apuntándote con una pistola ni estás en medio de un desastre sísmico, está producido por cómo estás enfocando tu mente. Por cómo eliges enfocar esa situación.

Por lo tanto el que te imagines algo que te produzca placer, felicidad, alegría, es igual de real o irreal que la preocupación y el miedo. Para las células el recuerdo o la imaginación son muy reales, porque producen una sensación, y esa sensación para tus células es muy real, para el conjunto de tus órganos es muy real, para el estado de tu cuerpo y de tu mente es muy real, para tu estado de ánimo y la química de tu cuerpo es muy real, para las personas que interactúan contigo es muy real. Porque nuestro estado de ser nos afecta directamente a nosotros pero nosotros también afectamos a los de nuestro alrededor. Tu estado de ánimo y tu percepción de las cosas afectan tu entorno, lo impregnas de ti, y esto sí es muy real. Esto es lo que crea tu experiencia y tu realidad.

Pero para que crees lo que quieres crear en tu realidad es importante saber qué quieres. Para poder centrar la mente en algo que te haga sentir feliz cuando te estás sintiendo mal es fundamental que sea algo poderoso, en lo que creas y quieras desde el Ser, no desde el intelecto, para que la dopamina sea natural y verdaderamente nutritiva. Para poder centrar la atención (enfoque) se necesita un Propósito (intención). Sin meta no hay receptor de lo que creas, no hay dirección, y sin dirección la energía se pierde, se desparrama, y cuando eso pasa se dispara la inseguridad y el miedo. Para crear se necesita un Propósito (qué me mueve por dentro, qué es lo que verdaderamente quiero, qué me hace feliz cuando lo estoy haciendo, qué hay en mí que se muere por salir y ser compartido, qué es lo que no puedo dejar de hacer), la intención define la calidad de lo que vas a crear, la intención está en la base de la evolución del individuo y es lo esencial. Si la intención está basada en el amor aunque el acto sea percibido como negativo es más elevado que un acto bonito basado en el miedo.

El enfoque también es fundamental para llegar a materializar eso que quieres para ser feliz y que parece tan inalcanzable, para mantener nuestro cuerpo, mente y estado emocional estable es fundamental, como hemos visto, centrar nuestra mente en algo que nos siente bien, y para esto es necesaria la esperanza. Porque la esperanza es lo que va a hacerte creer que puedes crear lo que quieras, y entonces tu mente podrá recrear esas ideas en tu interior de forma que te sienten bien, de forma que lo veas como un proceso, un camino, un desarrollo, y no como un sueño inalcanzable e irreal. La meta/intención aporta las ganas, el sentido, la dirección, y la confianza/enfoque la fuerza y la ilusión necesaria para ser constante.

EJERCICIO:

Incluyo un proceso para asentar tu intención y tu enfoque por si te apetece jugar con él.

1- Asentar la Intención, Propósito, Meta – 

Esto puede responderse pensando en el futuro inmediato como el hoy, o más a largo plazo como para la vida. Lo ideal sería hacer ambos, primero a largo plazo y después para hoy, esta semana, este mes, este año… lo que más te llame

-Un propósito

-Una ilusión

-Una razón

-Una misión

2- Enfoque, Esperanza – 

Es fundamental que la cabeza vea la posibilidad de que cada una de esas cosas se puedan cumplir, así que vas a buscar argumentos para cada una de ellas abriendo esa posibilidad. Te vas a decir cosas como; puede que no sea fácil pero se ha conseguido antes, esta persona y esta otra (buscas ejemplos a tu alrededor o gente conocida) lo han hecho. Si ellos han podido es que se ha hecho antes, hay muchas personas que lo han creado, que lo han experimentado, si ellos pueden yo también tengo esa posibilidad. La verdad que se me da bien esto, tengo aptitudes para ello, y me encanta hacerlo. Cuando me dedico a ello, lo experimento aunque solo sea en pensamiento, me sienta bien, y si algo me sienta tan bien, es que es bueno para mí y que por lo tanto lo haré bien, se me da bien…

Usa tus propias palabras para abrir un espacio en tu mente a la posibilidad real de que eso que quieres, que sabes que te hará feliz y que parece tan inalcanzable es perfectamente posible. Porque puedes crearlo todo pero primero te tienes que creer que es posible.

 TIP

Para centrar tu atención en algo que te de fuerzas para dejar un hábito o una adicción debe ser algo que sea inamovible, que no cambie dependiendo de las circunstancias. Una pasión, una misión, una idea, una visión, una piedra angular para  ti, que sea permanente.

Estela Davila